domingo, 17 de febrero de 2008

Control nervioso del corazón (nervios simpáticos y parasimpáticos)

Colgamos en esta ocasión una brevisima reseña a modo de resumen a cerca del control por parte de los nervios vegetativos (nervios simpaticos y parasimpaticos). Posteriormente otro día comentaremos mas sobre la conducción intrinseca electrica del corazón. Como siempre tambien puedes bajarte la versión pdf aquí.

Control nervioso del corazón:

El órgano principal de nuestro sistema circulatorio a pesar de funcionar de manera autómata, está inervado por fibras del sistema nervioso vegetativo, nervios simpáticos y parasimpáticos.


Estos si bien no controlar el estímulo en si de la que inicia la contracción cardiaca, si que son capaces de modificar el latido cardiaco alterando bien la frecuencia del ritmo cardiaco o la contracción de los músculos cardiacos.


Las fibras de los nervios parasimpáticos se distribuyen principalmente por las aurículas, principalmente hacia los nódulos seno auricular y aurículo ventricular, y en menor medida hacia el músculo de los ventrículos. Todo lo contrario para con las fibras de los nervios simpáticos, que inervan en menor medida las aurículas y tienen su principal presencia en la inervación de los músculos ventriculares.

De forma general se suele indicar que un estímulo vagal (parasimpático) frena la frecuencia cardiaca y la estimulación contraria, la estimulación simpática, la acelera. La fuerza contráctil sin embargo depende principalmente y casi en exclusiva a la inervación simpática, puesto que es la que reciben mayoritariamente los ventrículos, y que además también inervan a los músculos auriculares.

Estos procesos se producen gracias a la siguiente cascada de procesos fisiológicos.

Estimulación parasimpática:

- La estimulación parasimpática libera acetilcolina a nivel de los receptores donde mayoritariamente se encuentra (nódulos SA y AV)
- La acetilcolina disminuye el ritmo por el cual se general los estímulos en el nódulo seno auricular.
- La acetilcolina también aumenta el umbral por el cual se excita el nódulo aurículo – ventricular.

En conclusión, dicho estimulo tiene la capacidad de frenar la producción de estímulos por parte del nódulo senoauricular y disminuir la velocidad de paso por el nódulo aurículo-ventricular. Llegado el caso, de una estimulación vagal muy energética puede incluso bloquearse al completo la transmisión del estimulo por el nódulo aurículo-ventricular. En estos casos suele darse un fenómeno denominado escape ventricular, que no es mas que una generación de un estimulo ectópico por parte de alguna fibra del sistema de Purkinje.

Estimulación simpática:

- Libera noradrenalina, la cual aumenta la intensidad de descarga del nódulo SA
- También la misma hormona disminuye el umbral de excitación de todas las células del corazón.
- Aumenta la fuerza de contracción de toda la musculatura cardiaca.
En conclusión la estimulación simpática produce un aumento de la frecuencia cardiaca, con mayor fuerza contráctil.


Alexis J. Santana González Col.829


2 comentarios:

Anónimo dijo...

A QUIENES ESCRIBEN ESTOS ARTÌCULOS,¡GRACIAS!,PORQUE QUIENES POCO SABEMOS DE ANATOMÌA Y FISIOLOGÌA ANIMAL ENCONTRAMOS AQUÌ UNA FUENTE DIDÀCTICA Y ACCESIBLE DE ENTENDER.

pizko dijo...

Muchas gracias a ti por leernos, Vet&Pet no seria el blog que es sin ustedes.
Un saludo desde Canarias.